Road trip in Saudi Arabia!

Hola hola! Qué tal? Yo muy contento pues vengo regresando de un viaje por las carreteras de Arabia Saudita que hice con mis hermanos, así es que vengo con ánimos rejuvenecidos. Mis hermanos Pichi y Goyo (sus apodos), vinieron a visitarme a Riyadh. Ellos tienen 20 años y estaban viajando por Europa justo antes de volar a Riyadh. Llegaron el jueves en la noche y llegué tarde por ellos al aeropuerto, así es que tuvieron que esperar en el aeropuerto rodeados de cientos de trabajadores inmigrantes que también venían llegando. Al parecer no tuvieron ningún problema en migración y el vuelo fue bien.

Me acompañó mi compañero de trabajo Uzair a recibirlos, y de inmediato nos fuimos a fumar shisha al mejor lugar de shisha de Riyadh (uno muy agradable con jardines y un estanque con peces, y una pantalla con videos de música). Después de un paseo nocturno por Riyadh, fuimos a dormir.

Al día siguiente llevé a mis hermanos al mercado de camellos al norte de Riyadh, en Janadriyah. Fue interesante “conversar” con los cuidadores de camellos usando mis pocas palabras de árabe, pero fue suficiente para conseguir que le dieran una vuelta en el camello a mis hermanos! La gente que cuida los camellos es muy amigable, y nos invitaron a tomar té con ellos. Por la tarde convivimos un rato con colegas del trabajo y fuimos a un compound a tomar un trago y a nadar, y en la noche a ver un poquito del partido España contra Chile y a cenar a Mama Noura (uno de los lugares de shawerma más famosos de Riyadh).

Al día siguiente (sábado por la mañana) comenzamos nuestro road trip: manejamos de Riyadh a Jeddah, pasando por Taif. Es muy interesante ver cómo cambia el paisaje en Arabia pues uno piensa que todo es desierto. Y si bien gran parte del país es desierto (especialmente en la región central que rodea a Riyadh), el paisaje puede ser muy bello y colorido conforme te acercas a las costas, o conforme te diriges hacia el sur. Taif por ejemplo es montañoso, con un clima más templato y con más vegetación. Encontramos unos babuinos viviendo ahí, que se alimentan de los turistas que se paran a verlos. Llegamos noche a Jeddah donde nos quedamos en el hotel Intercontinental en una zona muy agradable de nombre Al Hamra. Está justo en el malecón, enfrente de una fuente muy bonita. Mi amigo Karim y su esposa Nour nos invitaron a cenar a su casa, donde cenamos un chivo con arroz (tiene un nombre en árabe pero se me olvido, es algo asi como matful).


El domingo pasamos casi todo el día con el amigo de un amigo. Mi amigo Yamen de Riyadh contactó a unos de sus buenos amigos en Jeddah (Ala’a es su nombre) quién se ofreció a llevarnos a comer y a pasear un poco. En la tarde estuvimos en el malecón de Jeddah, donde mis hermanos tuvieron la oportunidad de conocer algunos jóvenes saudis, y disfrutamos del clima y las vistas tan agradables en la costa de Jeddah. Desgraciadamente, el día terminó fatal pues por la noche vimos el partido México – Argentina en el hotel, donde México fue eliminado al perder 3-1 contra Argentina. Después de esta trágica derrota, cruzamos la calle y fuimos al Park Hyatt, donde estuvimos contemplando la fuente de Jeddah unos minutos. Es una belleza! Es una fuente en el mar, que lanza agua a una altura de 312 metros! Es la fuente más alta del mundo. Para más informacion visitar este link. Después de ver la fuente, fuimos a Abu Zaid a cenar mutábak, la comida callejera típica de Jeddah.



El lunes decidimos empezar el día un poco tarde, pues nos habíamos desvelado la noche anterior y seguíamos afectados moralmente por la derrota de México, pero nos repusimos con una rica comida en Byblos, que en opinión de muchas personas es uno de los mejores restaurantes de Jeddah. Después de Byblos fuimos a pasar la tarde en la playa, donde Goyo nadó un rato y Pichi y yo tratamos de fumar shisha pero estaba bastante mala. Tomamos algunas buenas fotos, y regresamos al hotel en la noche. Vimos otro juego: Brasil vs. Chile. Y pues como era de esperarse, Chile perdió contra Brasil. Cenamos unos sandwiches y nos fuimos a dormir.


El martes nos fuimos a visitar el centro histórico de Jeddah por la mañana, pues es muy bonito. Tiene construcciones muy antiguas con trabajos en madera muy finos, en puertas y ventanas. También le compré unas sandalias saudís a mi hermano para que se las trajera de recuerdo, las compramos en el souq de Jeddah. Después por ahí de las 4 de la tarde iniciamos el regreso a Riyadh, llegando a las 12 de la noche director a cenar Mama Noura!



Bueno en resumen fue un viaje muy agradable, pues pudimos ver otra cara de Arabia Saudita. Gente distinta, una ciudad más abierta y cosmopolita que Riyahd, bellos paisajes, y pasar un buen rato entre hermanos. Recomiendo ampliamente a los extranjeros viviendo en Arabia el intentar hacer un viaje en a alguna de las numerosas regiones que se pueden visitar en este país. Es de particular utilidad el siguiente website: http://www.splendidarabia.com/ pues lo hizo un indio que ha vivido en Arabia por muchos años y ha viajado por todo el país. Tiene fotos y recomendaciones de viajes que se pueden hacer en el reino.

Yo los dejo y pido una disculpa por haber tardado tanto en publicar este artículo desde la última vez que escribí en el blog, pero la visita de mis hermanos me absorbió mucho tiempo (pero feliz de que así haya sido). Ahora volveré a mi rutina anterior de escribir al menos una vez por semana.

Ma’salama amigos.

Victor

Arabia Saudita: un país de castas y “hordas”

Hola amigos, les escribo desde Riyadh, donde hace un calor infernal. Amaneció a 41 grados centígrados, y parece ser que la máxima de hoy será 46 grados centígrados. Para que se den una idea de lo caliente que está: si abren el agua “fría” en la mañana, el agua sale caliente! Cuando uno sale a la calle a medio día, el calor del pavimento llega hasta la cara, como si uno acercara la cara a un comal caliente. Es chistoso pero los coches europeos no tienen tan buena reputación en este lugar porque no aguantan estos climas. Coches como Renault, Peugeot, Opel, etc. no son muy populares, los más populares son las jeeps de Toyota (Prado).

Después de cuatro meses de estar aquí (dos en el verano y dos en esta ocasión) aún hay cosas que encuentro extrañas y que es difícil acostumbrarme. Creo que una de las cosas más diferentes es la población y la compasión racial. No sé si han notado que en México tenemos muy poca diversidad en cuanto a gente de otros países: en México todos somos mexicanos, todos somos católicos, y todos hablamos español. Eso nos da un cierto sentido de homogeneidad, pues cuando estamos en las calles, en los parques, o en un centro comercial, nos sentimos “entre mexicanos”, sabemos que estamos rodeados por “nuestra gente”. En cambio aquí hay gente de muchas nacionalidades, lo que hace que a veces me sienta en “El Señor de los Anillos”, pues a veces parecen tribus u hordas en lugar de nacionalidades, y explicaré en un segundo porqué.

En Arabia Saudita hay 27 millones de habitantes, de los cuales 5 millones son extranjeros. Hay 1.5 millones de indios, 1.1 millones de paquistanos, 1 millón de filipinos, 1 millón de bengalas (creo que este es el gentilicio de Bangladesh), 900,000 egipcios, 800,000 yemení, 500,000 indonesios, y muchos más de países como Sri Lanka, Nepal, Sudán, Siria, y Turquía. El número de “Occidentales” (refiriéndose a europeos, estadounidenses, o australianos) no supera los 100,000 habitantes, y de estos la mayoría viven en “compounds”, las comunidades cerradas. En resumen, más del 20% de la población de Arabia Saudita es extranjera. Imagínense que en México tuviéramos 22 millones de extranjeros!!! Al año 2000, se estima que en México vivían 500,000 extranjeros (el 0.5% de la población), de los cuales 350,000 eran estadounidenses.

Cuando digo que me siento como en el Señor de los Anillos, es porque me siento en un sistema de “castas” muy bien definido, por lo que siento que cada nacionalidad es como una especie diferente. Por ejemplo, los inmigrantes paquistanos se han adueñado 100% de los taxis en este país, así es que cuando subes a un taxi, la “especie” que encuentras es siempre la misma: todos huelen igual, se visten con la misma kurta pijama, hablan urdu, y manejan igual. Ahora, cuando vas a un restaurante, el manager siempre es libanés pues cuentan con dos ventajas: hablan árabe y vienen de un país que tiene una cultura de servicio y de atención al cliente. En ese mismo restaurante, las probabilidades son que los meseros sean filipinos, y que te digan: “Hellooo sir!” de una manera muy cordial y sonriente, pues los filipinos también son famosos por su atención al cliente y su amabilidad. Los trabajadores en la construcción son principalmente afganos, indios, y bengalas, pues creo que nadie más en la tierra puede y/o está dispuesto a trabajar bajo del rayo del sol en este clima.

En este país hay mucha discriminación principalmente por parte de los habitantes locales hacia los trabajadores inmigrantes (los pobres, no los occidentales que por lo regular cuentan con una mejor posición económica). Los niños saudíes crecen acostumbrados a tratar con la punta del pie a sus empleados domésticos, a sus nanas, a sus choferes, pues aprenden del mal ejemplo de los padres. Por lo regular estos empleados de países pobres están aquí pues sus condiciones económicas en sus países de origen son deplorables, y poro lo tanto están dispuestos a tolerar muchas vejaciones y maltratos, e incluso estar lejos de sus familias por años consecutivos con tal de poder mandar 100 o 200 dólares al mes a su país, a sus familias. Cabe aclarar que no todos los saudis tratan mal a sus empleados domésticos o a los inmigrantes: hay honrosas excepciones. Un amigo mío inclusive hace un esfuerzo por aprender algunas palabras en urdu, y poder comunicarse con los meseros o taxistas paquistanos en su idioma. Sin embargo es la excepción más que la regla, y el respeto a los inmigrantes es uno de los muchos problemas de civismo con los que cuenta este país.

Dicho lo anterior, cabe aclarar que los extranjeros occidentales cuentan con un mejor trato: muchas veces son considerados “superiores” simplemente por ser rubios, o blancos, y existe discriminación a la inversa: si un ejecutivo occidental dice una cosa, y un ejecutivo árabe opina lo opuesto, por lo regular se considera que el occidental es más experimentado y su juicio más valioso. Este estereotipo es alimentado por los problemas en el sector educativo de este país, que no prepara lo suficiente a sus jóvenes para poder ser competitivos en el sector profesional. Muchas veces un profesionista occidental mediocre, graduado de escuelas de tercera calidad, y con muy limitada experiencia profesional es más apreciado que un saudi graduado de una buena universidad. Es por esto que existe una gran oportunidad para jóvenes profesionistas de venir a este país y hacer una carrera, al menos los primeros años de su trayectoria profesional. Los sueldos son mucho más altos que en sus países de origen, el costo de vida es bajo, y las oportunidades y los puestos a los que se puede aspirar son bastante atractivos también.

¿Cuándo veré a más mexicanos por acá? No lo sé. Me parece que los diplomáticos de este país(embajador y compañía) no están haciendo mucho para acercar la cultura saudi a los mexicanos, y mostrarle a nuestro país las oportunidades de negocio en esta región. Ojalá esto cambiara en el futuro cercano, pues muchos mexicanos podrían aspirar a una mejor vida económica, o a mejores oportunidades de negocios si tan solo esta región fuera más conocida en nuestro país.

Bien, pues los dejo con estas reflexiones. Espero que poco a poco este blog les de a conocer un poco más de este país tan interesante. Sé que a veces los artículos suenan un poco negativos, pero deben leerse con el tono adecuado: soy una persona muy crítica y observadora, así es que muchas veces me inclino por comentar aquello que no me parece correcto o me molesta. Sin embargo, también capturo aquello que me interesa y me gusta, muchas veces vía fotográfica. Por favor visiten la sección de fotografías en el blog, para encontrar links a las diferentes galerías de fotos que he tomado en mi viaje por acá.

Un abrazo, ma’salaama!!!

Sheikh Victor Bin Victor Al Barrero

Esta semana… viaje en Jet Privado!

Hola! ¿Como están? Por mi lado las cosas marchan bien – con mal sabor de boca por el empate de México, pero no me puedo quejar pues cada 4 años es lo mismo… pero suficiente se ha dicho sobre el tema así es que prefiero no abordar el asunto.

Esta última semana estuvo llena de sorpresas. Por un lado, finalmente me cambié de casa. Me salí del compound de la compañía pues me dejaron de pagar la parte de compensación de mi sueldo que corresponde a hospedaje, pues ellos me estaban proveyendo hospedaje. Sin embargo esto no me convenía, pues la cantidad que me corresponde al mes me alcanza para rentar una casa y aún así me queda algo de dinero, así es que me estaba perdiendo de este excedente. Encontré un departamento amueblado con dos habitaciones donde estoy viviendo actualmente, y me permite “embolsarme” unos 1,000 dólares al mes adicionales de la diferencia de mi compensación de hospedaje contra lo que pago aquí! Así es que no me puedo quejar.

Justo al siguiente día de mudarme, nuestro CEO (siglas en inglés para director general de la compañía) entró a la oficina de mi jefe y nos dijo que salíamos a Jeddah a las 4 de la tarde, pues teníamos juntas de último minuto con funcionarios del gobierno de Arabia para revisar la regulación del espacio aéreo y con suerte poder negociar una reforma. Este fue mi segundo viaje a Jeddah, pues la primera vez que fui fue hace tres semanas en viaje de negocios con la misma finalidad: exponer al Concejo Supremo Económico de Arabia Saudita las reformas necesarias en la industria de las aerolíneas del país para que el sector pueda ser rentable y sustentable en el mediano plazo. Así es que salí corriendo de la oficina (como a las 12) y fui con mi peluquero a cortarme el pelo, pasé a mi casa a hacer mi maleta, y luego nos fuimos al aeropuerto. Me siento privilegiado de poder ir a estas juntas, pues por el lado de mi compañía van el Director General del grupo, el Director de Finanzas del grupo, el Director de Estrategia del grupo (mi jefe), y Victor!! un humilde gerente de estrategia del grupo, hehehe… La verdad es un privilegio poder participar en discusiones de tan alto nivel y tan relevantes, no solo para el futuro de nuestra compañía pero para el futuro de la industria en Arabia Saudita.


Esta es una foto de Jeddah

Bueno pues originalmente pensamos que tendríamos juntas ese día en la noche en Jeddah, y volveríamos al otro día temprano en la mañana a Riyadh. Sin embargo la junta se prolongo y nos pidieron quedarnos ahí y reunirnos al día siguiente (martes). Terminamos las juntas al día siguiente más o menos a las 7 de la noche, y a esta hora habíamos perdido nuestro vuelo de regreso a Riyadh. Pero eso no fue problema! Porque un príncipe que estaba en la junta no ofreción un “aventón” en su jet privado de regreso a Riyadh. Es uno de los príncipes más queridos y más modernos del Reino, y es famoso en los medios de comunicación acá, pues no sólo tiene su propio jet privado pero también tiene licencia para volar, así es que él mismo vuela su jet. En fin, nos fuimos a la terminal privada en el aeropuerto de Jeddah y volamos de regreso a Riyadh.


Disfrutando de una “bebsi” light (así pronuncian los árabes, porque no tienen la letra p en su idioma).


Este es el modelo del avión, aunque no es una foto de este avión precisamente

Al otro día volví a juntar mis maletas (miércoles), y salí corriendo al aeropuerto después del trabajo… a los despistados les recuerdo una vez más: el fin de semana aquí es jueves y viernes, así es que por eso me fui al aeropuerto el miércoles. Fui a visitar a Dubai y mi jefe decidió ir a Dubai el fin de semana para descansar después de las juntas tan estresantes de la semana.

El fin de semana lo pasé muy bien en Dubai. Se siente muy bien ir a “casa” con Hayat, pues llegando al departamento tiene listo algo de cenar (esta vez una ensalada caprese y una pasta de camarones muy rica), me echo un trago (tengo una reserva de alcohol que da miedo!). Otra más de las novedades es que Hayat ya rentó un coche en Dubai (una renta a largo plazo, así es que es prácticamente como si lo hubiera comprado). Tenemos un nuevo Honda Civic, que está muy padre. El coche está prácticamente nuevo (46 kilómetros) y es modelo 2010. Fui a cenar a mi restaurante favorito en Dubai: Tagine. Es un restaurante marroquí en el hotel Royal Mirage, y es mi favorito, pues me recuerda a Marrakech (la ciudad de donde Hayat es originaria). Al día siguiente fuimos a apoyar a la selección


Apoyando a la selección en Dubai, una buena cantidad de mexicanos

Y bueno, ahora estoy de regreso en Riyadh pues el fin de semana terminó. Hoy estuve muy cansado en el trabajo así es que salí temprano y me vine a dormir, y ahorita ya se me quitó el sueño (son las 3 de la mañana) así es que aprovecho para actualizar el blog. Le mando un saludo a mi prima María que me ha mantenido chateando en blackberry messenger la última hora! retrasando la publicación de este artículo, pero por otro lado actualizandome de la visa en México y de la familia lo cual le agradezco mucho (María: ya te quedó claro que Dubai y Arabia son cosas diferentes???)

Sobre Arabia les cuento que poco a poco empiezo a tener más contacto con Mexicanos aquí en Riyadh. Hay un piloto trabajando con otra compañía que me contacto hace unos meses por internet, y que apenas voy a conocer mañana. Acaba de regresar de sus vacaciones en México ayer, y me trajo uno de mis productos favoritos: Glorias! (mis hermanos también me traen al parecer). Otros mexicanos me han contactado por internet para preguntarme sobre Arabia pues parece ser que quieren venir a trabajar acá, por eso publiqué el artículo anterior sobre el costo de vida. Mis hermanos vienen en unos pocos días, ya estoy pensando a donde los voy a llevar: quiero llevarlos al mercado de camellos, al mercado árabe en la calle, al museo de Riyadh, y a ver qué más se me ocurre. Estaría bueno hacer un road trip con ellos al norte del país. Hay unas ruinas arqueológicas al norte de Arabia Saudita muy parecidas a Petra, en Jordania, que me gustaría poder ver con ellos. Trataré de terminar el itinerario pronto.

Les dejo aquí tres videos. El primero es un “documental” de MTV, que habla sobre la vida de cuatro jóvenes en Arabia Saudita, viviendo en Jeddah. El segundo es un oso moviendo la cabeza de izquierda a derecha, que grabé porque me acordé de mi hermano Goyo. El tercero es una toma que hice desde mi taxi al aeropuerto hace unas semanas (en Riyadh) de la construcción de la universidad de mujeres “Princesa Nour Bint Abdurahman” que posiblemente será la universidad de mujeres más grande del mundo. Espero estar en Riyadh para cuando el proyecto sea terminado.

MTV, Resist The Power! Saudi Arabia


El primo de Goyo en Dubai


Universidad de Mujeres, Princesa Nour Bint Abdurahman

Con esto amigos y familia me despido. A los pocos o muchos de ustedes que leen mi blog les agradezco sus comentarios si es que tienen alguno. Les deseo la mejor de la suertes en esta semana que comienza en México, esperando que en su vida tengan salud y toda clase de bendiciones.

Un abrazo muy fuerte,

Vic

Costo de vida en Arabia Saudita, Riyadh en particular

Hola amigos y familia!

Antes que nada tengo que mencionar que me dio gusto saber que México ganó el partido contra Italia. Creo que es un excelente logro a unos pocos días de iniciar el mundial, que debe ayudar al equipo nacional a llegar al torneo en un estado anímico envidiable. Les deseo lo mejor.

Bueno, pues por fin escribiré un artículo quizá más informativo que el resto de los artículos que he escrito hasta entonces. Como saben, por lo regular simplemente narro un poco sobre los acontecimientos de la última semana. Sin embargo esta ocasión les comunico con gusto que dos paisanos me han contactado vía expatblog, que es una página de Internet donde gente que va a re-ubicarse en otros países se registra para poder compartir información sobre vivir en el extranjero. Ambos me comentan que les han ofrecido posiciones en Arabia Saudita y que se mudarán en unos meses (o que aún lo están considerando), pero que cuentan con muy poca información sobre cómo es la vida por acá, en particular el costo de vida. Espero que este artículo les ayude a tener una mejor idea, y si puede se de utilidad a más mexicanos en el futuro, pues qué mejor. Aquí vamos…

La manera en que yo clasifico mis gastos personales es en 6 categorías principales, y en dos tipos de gastos. Las categorías son: comida, transportación, casa, it/telecomunicaciones, dubai, y otros. Los tipos de gastos son: recurrentes, y “one-time” (gastos que en teoría solo debería hacer una vez). Cabe considerar que estos gastos son pensando en un hombre joven y soltero, aunque cada quién tiene estilos de vida diferentes y es un caso totalmente distinto si uno viene a este país con familia.

Comida. Todos los días como en un restaurante a la hora del lunch, en las mañanas compro un café y un sandwich en el equivalente de un starbucks, y ceno en un restaurante un par de noches a la semana (las otras noches ceno algo ligero en mi casa). Sigo esta rutina los 5 días laborales (excluyendo fines de semana), y gasto al mes aproximadamente. Los fines de semana casi siempre como en un buen restaurante o ceno en un buen restaurante ya sea en Riyadh o más frecuentemente en Dubai. Esto me cuesta unos 600 dólares al mes, aunque si excluimos fines de semana mi gasto entre semana debe ser unos 300 dólares. Sin embargo una persona más ordenada con sus gastos y comprando más en el super y cocinando debe gastar un 30% menos fácilmente. Gasto mínimo esperado: 200 dólares al mes.

Transportación. No tengo coche y todos los días tomo taxi, ya sea para ir al trabajo o para ir al aeropuerto los fines de semana y volver. Creo que transportándose 100% usando taxis, yo calcularía unos 300 dólares al mes. Las otras opciones es comprar un coche o rentar un coche. Uno puede comprar un coche en buen estado, de segunda mano (Jeep 4×4 que es lo que se necesita en este clima y terreno) por unos 13,000 dólares. El costo de la gasolina es extremadamente bajo, uno puede llenar un tanque de 80 litros por 13 dólares (si, oyeron bien, 13 dolares, el equivalente a 160 pesos). También sería posible rentar un coche por unos 800 dólares al mes.

Casa. Recomiendo leer mis publicaciones del mes de abril, pues en varias de ellas hablo de las diferentes opciones de vivienda en Arabia y puede resultar de mayor utilidad. Sin embargo aquí va otra vez, de manera muy resumida. Hay tres opciones principales de vivienda: vivir en un “compound”, vivir en una casa/departamento amueblado, y vivir en una casa/departamento normal y amueblarlo uno mismo.

Los compounds son comunidades cerradas, como una manzana con un fraccionamiento adentro, donde solo se admiten los residentes (y sus visitantes), y donde los extranjeros pueden hacer una vida “normal”. Cuentan con todos los servicios: tintorerías, supermercados, restaurantes, canchas de tenis, albercas, etc… cada compound tiene servicios diferentes de acuerdo al tamaño y calidad del compound. Esta es vivienda muy codiciada en Riyadh pues todos los extranjeros quieren vivir ahí por lo que las listas de espera para vivir ahí son extremadamente largas y los precios son muy altos. Se puede encontrar un departamento pequeño o modesto por unos 16,000 dólares al año (1,300 al mes), o una casa pequeña por unos 2,000 dólares al mes (24,000 al año). Por lo regular no están amueblados. Estos precios son sólo indicativos, porque en realidad los precios pueden dispararse al cielo: una casa con 3 habitaciones, en un compound muy exclusivo con muchos servicios y muy lujoso, puede llegar a costar unos 60,000 dólares al año (5,000 dólares al mes).

La segunda categoría, casas o departamentos amueblados (fuera de un compound) se ofrecen en un amplio rango de precios. Es posible encontrar un departamento amueblado por unos 16,000 dólares al año (1,300 al mes), o una casa amueblada por una cantidad ligeramente más alta.

Para la tercera categoría, casa o departamento sin amueblar (fuera de un compound) no existen rangos muy bien definidos. Uno puede encontrar un departamento desde unos 500 dólares al mes, hasta unos 800 dólares al mes sin amueblar (el de 800 dólares debe estar en muy buen estado), y una casa sin amueblar por unos 1,000 dólares al mes.

Advertencia: encontrar casa en Riyadh es un auténtico dolor de cabeza, cualquier persona que venga debe de asegurarse de que su empleador (la compañía para la que va a trabajar) lo va a ayudar a uno a encontrar casa, pues es muy, muy complicado buscar por cuenta propia en este lugar. El mercado no está estructurado y regulado – me refiero a que no es tan fácil como hablar con un agente de bienes raíces, decirle qué estás buscando, que te enseñe 15 propiedades, y escoger una. El proceso puede ser bastante largo (6 meses) y muy frustrante.

Finalmente para concluir la sección de casa, yo me voy a mudar a un departamento amueblado (fuera de un compound) con dos habitaciones y dos baños, y voy a pagar 1,300 dólares, pero espero poder compartirlo con un compañero de trabajo para pagar sólo 650. El departamento incluye todos los servicios.

IT y telecomunicaciones. Aquí incluyo gastos de teléfono celular y de skype. La verdad no hay mucho que decir: la telefonía celular local no es cara, sin embargo las llamadas internacionales son otro tema. Aquí es muy difícil poder comentar sobre cuánto gastaría cada quién hablando a México larga distancia. Yo usaría skype lo más posible. Si tienen blackberry en México desbloqueenla y tráiganla. Yo pensaría en gastar unos 50 dólares al mes sin considerar llamadas internacionales.

Otros. Aquí depende de cada quién. Ropa, libros? Gastos que no puedo clasificar en las otras categorías. Cada quién tiene que ajustarlo a su nivel de vida.

Dubai. Así es como yo designo mis gastos relacionados con mis viajes semanales a Dubai (para el fin de semana). Yo voy cada fin de semana pues mi novia vive ahí, pero sugeriría a cualquier mexicano viviendo aquí salir al menos una vez al mes de Arabia Saudita. Este viaje debería costar unos 250 dólares comprando el boleto de avión con anticipación, unos 250 dólares dos noches de hotel consiguiendo una buena tarifa, 30 dólares de la visa, y unos 100 dólares para gastar el fin de semana en Dubai. Total 630 más o menos, pero si se va de compras o a lugares muy caros por supuesto que se inflaría el presupuesto (también se puede viajar a Bahrain o a Beirut por ejemplo).

Así es que si sumamos las partes, tenemos los siguientes rangos:

Comida: Desde 200 dólares al mes hasta 600 dólares al mes.

Transportación: Desde 300 dólares al mes (taxis), hasta 800 dólares al mes (rentando un buen coche).

Casa: desde 500 dólares por mes hasta unos 2,000 dólares al mes. Un hombre soltero aquí no debería gasta más de eso. Si comparte departamento/casa, debe poder vivir en un excelente compound por unos 1,300 dólares.

IT y Telecomunicaciones. Unos 50 dólares al mes.

Otros. Esta categoría depende de cada quién.

Dubai. Yo sugeriría anticipar unos 600 dólares al mes para viajes fuera de Arabia.

En conclusión se puede vivir con un presupuesto desde unos 1,600 dólares, hasta unos 3,100 dólares al mes. Nota muy importante: sólo estoy hablando de gastos “recurrentes”, o sea que se incurren mes tras mes sin importar qué pase. Yo apartaría otros 1,000 dólares en gastos diversos que ocurren sólo una vez de vez en cuando.

* Actualización Octubre 2015: escribí una breve guía sobre “Cómo encontrar trabajo en Arabia Saudita (y el Medio Oriente)“. Da click en el link para una guía sencilla, y deja tus comentarios.

En cuanto a cuál es una paga razonable, es una pregunta muy muy difícil de contestar, pues esto depende de cada caso, cada negociación, el tipo de posición, la experiencia de la persona, la compañía para la que va a trabajar, etcétera. Pero por favor, tomen los siguientes consejos como una buena regla:

Suponiendo que tienen una posición gerencial en México: gente les reporta, tienen responsabilidades sobre presupuesto, tienen experiencia relevante en el área (al menos unos 5 años)… entonces consideren tomar su salario bruto en México (por ejemplo, 40,000 pesos al mes), y agréguenle un 50%: 40,000 pesos al mes, son unos 3,100 dólares, multiplicado por 1.5 son 4,650 dólares, y pidan este salario base (el equivalente en la moneda local, riales).

Adicional al salario base, la compensación DEBE INCLUIR casa (25% del salario base, en este ejemplo 1,160 dólares) y transportación (una suma entre 150 a 450 dólares al mes). Así es que en resumen, la compensación total debería ser una cifra alrededor de los 6,000 dólares al mes. La compensación debe incluir también al menos un boleto redondo al año a México (si se viene con esposa e hijos, están incluidos en esta prestación).

Si vienen solos y son cuidadosos con los gastos, estos 6,000 dólares al mes deberían ser suficientes para ahorrar al menos 3,500 dólares. Cabe notar que no hay impuestos sobre el ingreso en Arabia Saudita, así es que el equivalente de 40,000 pesos al mes menos impuestos, o sea unos 30,000 pesos libres (2,300 dólares) podría convertirse, bajo una buena negociación, en unos 6,000 dólares al mes.

Bueno amigos, si tienen alguna pregunta adicional por favor no duden en contactarme. Por lo general tengo muy poco tiempo y estoy muy ocupado (ya sea trabajando o viajando a Dubai para ver a mi novia), así es que mi tiempo es limitado pero con gusto puedo asesorarlos un poco más. Si ya saben que seguro vienen a Arabia, y necesitan alguien que los asesore en todo el proceso (negociación de salario e instalarse en el país), podría ofrecerles mi asesoría más a fondo a cambio de honorarios si lo llegaran a encontrar conveniente o necesario.

Muchos saludos, y espero esta información sea de utilidad.

Ma’salama,

Victor