Feliz Navidad desde la cuna del Islam

السلام عليكم و رحمة الله وبركاته

Hola hola. Bueno, de hecho no estoy en la cuna del Islam. Este fin de semana decidí venir a Dubai a pasar la Navidad. ¿Por qué decidí venir a Dubai? Bueno, además de la obvia razón de que mi novia vive aquí y quiero pasar esta fecha cerca de alguien especial, hay algo sobre Arabia Saudita que deben saber: Arabia posiblemente sea el peor país para pasar Navidad (después de Afganistán…).

Navidad en la cuna del Islam

Arabia es religiosamente intolerante. Si leyeron el artículo anterior, el escrito por mi amigo Yamen y traducido al español por mí, se habrán dado cuenta que en Arabia no se permite profesar ninguna otra religión salvo el Islam. Esto implica que cualquier templo distinto a una mezquita está prohibido (no existen iglesias ni ningún otro templo religioso); también se prohíbe usar artículos religiosos como cruces en el pecho, y está prohibido traer en el equipaje de uno biblias o cualquier escrito religioso que no sea musulmán. Así es que se podrán imaginar que no es placentero festejar la Navidad en un lugar en el que uno está asustado de siquiera persignarse en público.

Así es que aquí estoy en Dubai. Mi novia va a cocinar una cena “Navideña” (pavo relleno, pasta, ensalada, etc.). Compré unas botellas de vino rosa, tinto, y blanco en el Duty Free del aeropuerto de Sharjah para acompañar la cena, e invitó a todos sus amigos marroquíes que viven aquí en Dubai. Así es que aunque pasaré la navidad entre musulmanes, al menos son musulmanes amigables con el concepto de Navidad 🙂

Para conseguir los ingredientes de la cena, fuimos al Carrefour de Emirates Mall. Quiero compartir con ustedes que realmente me impresiona lo multicultural e internacional de Dubai, característica de esta ciudad que se puede apreciar fácilmente en los centros comerciales, y en especial en el Carrefour de este mall. Ví en mis 30 minutos en el súper gente de tantas nacionalidades diferentes de cada esquina del mundo que me resulta difícil recordar: rusos, americanos, filipinos, mexicanos, ingleses, australianos, kenianos, pakistaníes, indios, emiratís, et… no creo que haya otro edificio en el mundo tan internacional salvo los edificios de las Naciones Unidas. En fin, impresionante de verdad. Entre tanta gente, me topé con dos pilotos mexicanos que trabajan para la aerolínea Emirates. Estaban haciendo sus compras para la cena de hoy y cambiamos datos de contacto para reunirnos en alguno de mis futuros viajes a Dubai. Francamente, extraño México y mi cultura, mi idioma, música, mi gente, etcétera.

Las últimas semanas

¿Qué ha pasado con mi vida los últimos meses? Sé que no he escrito mucho últimamente, así es que los actualizaré a continuación. Mi último artículo, antes de la traducción del artículo de Yamen, lo publiqué a inicios de noviembre. Creo que les conté que me iba a Marruecos para Eid al Adha. Bueno, pues fui a Marruecos y la pasé muy bien con mi novia y su familia por allá. Estuvimos todo el tiempo en Marrakech salvo el último día que pasamos en Casablanca, visitando a Dawya, una amiga de mi novia. Fueron unos días muy tranquilos, vimos varias veces a un amigo de ella, Mamoun, que es muy buena onda y vive en Marrakech. Ha estado produciendo una película (ya lleva varios años) y parece ser que al fin está en la etapa de postproducción. Espero que pronto estrene la película (quizá en 2011?). Mamoun nos invitó a conocer también un desarrollo inmobiliario que está desarrollando, en las afueras de Marrakech. Durante los últimos años, Marruecos ha vivido un boom de la construcción pues muchos europeos (en especial franceses) han invertido en hogares en Marruecos. Es popular que los franceses se retiren ahí, pues en Francia su pensión no les rinde mucho, y en Marruecos pueden tener una vida espectacular con el mismo dinero.

En fin, pasamos unos días agradables, donde también conocí a mi nuevo sobrino, el pequeño Sulaimán recién nacido (y el primer canadiense en la familia de mi novia!), y vi a mi otra sobrina, Aia, que ya está grande – acaba de cumplir un año. Ya empezaba a dar sus primeros pasos, me imagino que la próxima vez que la vea ya hablará. Le enseñaré a hablar español.

Bien, pues volví de Marruecos, otra vez tomando vuelos muy agotadores pues tanto de ida como de vuelta me tocó volar de noche y madrugada. El siguiente fin de semana me quedé en Riyadh donde fui a un concierto de Mariachi organizado por la embajada con mis amigas saudíes, y el siguiente vine a Dubai con mi jefe y la pasamos bastante bien. Fuimos a comer a Zuma, que es un restaurante japonés muy bueno, y fuimos a tomar unos tragos a Buddha Bar en la noche. Al tercer fin de semana (inicio de diciembre), alcancé a Hayat en India, que ya llevaba una semana ahí. Ella se fue a pasear, y visitó varias ciudades de la India con su mamá y una amiga suya, rematando al final con una boda de un ex-colega suyo de Londres, en Mumbai. Así es que me animé y fui empezando diciembre a la India un fin de semana para asistir a la boda. La pena fue que me enfermé de gripa y me dio fiebre (yo creo de tanto viaje y por las bajas temperaturas de Riyadh), así es que me pasé prácticamente todo el fin de semana en cama. Ni modo, ya habrá otra ocasión para visitar la India y conocer más.

Al fin de semana siguiente (16 diciembre) ya un poco recuperado, me fui a Beirut a la boda de Elías y Tamara. Elías es un buen amigo Libanés que conocimos en la maestría el año pasado y que vive en Dubai. Tamara también es libanesa o jordana, no recuerdo bien, así es que se casaron en Beirut la semana pasada. Fue muy padre estar ahí el fin de semana (me tomé el sábado también) pues aunque ya había estado una vez en Beirut (en agosto), me encanta Líbano. Esta vez pude ver a muchos de mis ex-compañeros libaneses de la maestría, y nos atendieron muy bien. Son excelentes anfitriones, nos llevaron de fiesta, de paseo a Biblos a comer en la playa, y a comer en la montaña el último día. Pronto subiré algunas fotos en facebook y pondré los links en la sección de fotos. Nos dio mucho gusto acompañar a nuestros amigos en un día tan especial para ellos – la boda estuvo increíble aunque terminó un poco temprano pues fue en jueves y gente tenía que trabajar al otro día. Hayat se robó la noche pues estuvimos bailando toda la noche y recibió muchos cumplidos porque baila muy bien! Bailamos música latina, pues extrañamente el grupo que amenizó tocó música latina y cantaron en español por un buen rato, y después bailó ella sola pues tocaron música árabe tradicional e hizo belly dance. En fin, se robó la noche!…

Así es como pasamos de principios de noviembre a mediados de diciembre. El sábado pasado en la noche regresé a Riad, y el domingo a trabajar. El trabajo ha estado muy pesado para mi desde inicio de noviembre, pues cambié de departamentos (ahora estoy en el departamento comercial) y la carga de trabajo ha aumentado mucho. Así es que francamente llego al final del año muy muy agotado, contento de pasar unos días relajado aquí en Dubai. Prácticamente todo el top management de la compañía está de vacaciones (los extranjeros católico-cristianos), de regreso en Europa, o Australia, o América visitando a su familia y amigos. En mi caso, tantos viajes en 2010 me han agotado mucho y combinado con que ya no tengo tantos días de vacaciones en mi saldo, no quería ir a México por sólo 7 días. El viaje es muy pesado (19 horas de vuelo y 4 horas de escala), y los días en casa muy agitados. Quiero poder visitar a mi familia con más tiempo y calma, por lo que iré a México en marzo por un periodo de 15 días para estar más tiempo con la familia y más tranquilo, no corriendo de fiesta en fiesta navideña y de año nuevo. Pero eso no quita que los voy a extrañar mucho tanto hoy en la noche como el 31 de diciembre.

Futuro incierto… vaya novedad!

En otros temas, les cuento que mi futuro es algo incierto, en términos de mi desarrollo profesional por acá. Mi jefe (Thijs), que fue quien me trajo a la compañía a trabajar el verano pasado y quien me recontrató este año para volver en abril va a dejar la compañía a finales de marzo. Recibió una oferta para ser director general de una compañía en Singapur, que es donde vive su familia (esposa y 3 hijos), y se va para allá al final del primer trimestre del año. Y a pesar de que me invitó a unirme a su proyecto allá, todavía no sé qué pasará conmigo. Me quedaré en Arabia? Iré a Singapur? Me moveré a Dubai? Algo seguro es que vaya a donde vaya quiero decidir con mi novia, y lo más probable es que nos moveríamos juntos, pero es muy difícil decidir qué viene a continuación. Arabia ha sido muy buena opción principalmente en términos de dinero, pero cada vez me canso más de la vida ahí, del poco desarrollo profesional, y de estar solo en Riyadh. Dubai podría ser atractivo pero están en crisis y la cosa se va a poner peor en 2011…. Singapur sería muy padre pues ya viví ahí, y la calidad de vida es increíble, pero los sueldos son más bajos y está demasiado lejos de casa (México). Creo que volar a México toma algo así como 26 horas y una o dos escalas. Imagínense! Ya les contaré qué pasa conmigo y mi futuro tan pronto como defina algo. Sin embargo, no creo tomar ninguna decisión antes de abril. El problema si me voy de Arabia sería que ya no podría escribir este blog, o al menos le tendría que cambiar el nombre.

Cambiando de tema, les cuento que parece ser que en 2011 tendremos más mexicanos en Arabia. Hace poco me contactó alguien de Querétaro que se viene a trabajar acá en febrero, pero no he mantenido contacto con él. Le mandaré un mensaje pronto para saber más sobre qué va a hacer por acá. También me contactó un chico que viene a visitar a sus amigos saudíes a Jeddah, que conoció en Estados Unidos, pero él sólo viene de visita, no a quedarse. Si saben de más mexicanos que vengan a vivir pónganlos en contacto para acompañarnos por acá.

Pinche guajolote!

Bueno pues los dejo para ir a ayudar a mi novia a preparar la cena. Compró un pavo y lo está limpiando, al parecer estaba bastante molesta cuando descubrió que el pavo no estaba limpio por dentro, sino que traía todas las vísceras… al menos dijo en español: “pinche guajolote de m….” creo que han funcionado mis clases de mexicano! 🙂 Me da mucho gusto que cada vez hable mejor español!

Le mando un abrazo muy fuerte a toda mi familia en México (y en cualquier otro lado del mundo), y a todos mis amigos. A la gente que está viajando para reunirse con sus seres queridos, le deseo que lleguen con bien a sus destinos. A la gente que ha velado por mi en esta región (Dubai y Riyadh) y que han estado al pendiente de mi como si fueran mi familia les agradezco mucho su cariño, y estaré contento de pasar Navidad con ellos por acá. A mi familia le pido de favor que si Santa Claus me deja algo en México me lo guarden. Díganle que aquel es mi verdadero hogar, y que ni se le ocurra venir a Arabia Saudita que seguro lo linchan en la plaza pública.

Feliz Navidad. Si supiera decirlo en árabe (o si existiera la palabra Navidad en árabe) se los desearía en árabe también. Pasen una noche muy agradable con sus familias y amigos, y no se olviden de darle gracias a Dios por todas las bendiciones que nos da cada día.

Sheikh Victor Al-Barrero شيخ فيكتور الباريرو

Una Mirada de Cerca a La Tierra de las Dos Mezquitas Sagradas: El Reino de Arabia Saudita

Hola amigos, en esta ocasión les traigo un artículo que considero muy interesante. Fue escrito en el 2006 por un amigo mío saudí mientras cursaba sus estudios universitarios en Boston. El artículo fue escrito como respuesta a algunos artículos publicados en el periódico de su universidad que expresaban opiniones sesgadas o incompletas con respecto a su país.

Su nombre es Yamen Al Hajjar, originario de Arabia Saudita. Cursó sus estudios de Finanzas en la Universidad de Boston (2002-2006), y regresó a Arabia para trabajar con Aramco (la compañía de petróleo más grande del mundo) en el departamento de Tesorería. En 2009 fue contratado por SAGIA (Agencia de Inversión de Arabia Saudita) para organizar la conferencia de competitividad del Golfo. Yamen es un activista en Arabia Saudita y fundó un grupo de debate local (Saudi Debate Society) en el cual jóvenes saudís debaten y exploran ideas y oportunidades para mejorar su país y atacar los distintos problemas sociales.

Además de todos sus logros y méritos, lo más es importante es que Yamen es un gran amigo. Lo conocí en el verano de 2009 y puedo decir que mi cariño por este país y decisión de regresar a vivir en Arabia en 2010 se deben en gran parte a su amistad, generosidad, y al grupo de amigos que me presentó.

Le agradezco a Yamen su contribución para mi blog. Si alguien quiere reproducir el artículo por favor contácteme. El artículo fue escrito en 2006 así es que es posible que algunos datos y cifras no sean vigentes en 2010. Yo traduje el artículo al español (del inglés) y traté de mantener el mensaje lo más fiel a su original.

Una Mirada de Cerca de La Tierra de las Dos Mezquitas Sagradas: El Reino de Arabia Saudita

Por Yamen S. Al-Hajjar

La razón principal por la cual escribo el día de hoy es para iluminar a mis compañeros estudiantes y colegas respecto a distintas cuestiones relativas a mi país, El Reino de Arabia Saudita. Actuar como embajador del país de uno, es un deber inherente en todo ciudadano de todos los países, desde el momento que uno deja su país por motivos de placer, negocios, o educación.

Varios artículos acerca de Arabia Saudita han sido recientemente publicados en el Daily Free Press (el periódico estudiantil independiente de la Universidad de Boston), y muchos de estos, en lugar de expresar una opinión informada y balanceada acerca de El Reino, tenían como intención principal difamar mi país. Dicho eso, siendo yo ciudadano de mi país, indiscutiblemente crea sesgos, sin embargo, trataré de ser tan objetivo como sea posible para asegurar que mi audiencia reciba y comprenda mi mensaje de la manera que pretendo comunicarlo.

Primero, mencionaré algunos datos, cifras, e historia para proveer un poco de perspectiva. El Rey AbdulAziz Al Saud unió (fundó) Arabia Saudita el 23 de septiembre de 1932; el país tiene 74 años de edad. Los Estados Unidos consiguieron su independencia del Reino Unido en 1776, lo que hace que la edad de Estados Unidos sea más o menos 230 años, un poco más de tres veces la edad de Arabia Saudita.

Tomó 89 años a Estados Unidos abolir la esclavitud con el 13th Ammendment, un número que excede la edad de Arabia Saudita, 74 años. También tomó a EU 99 años proveer los mismos derechos a los afroamericanos que a los americanos caucásicos con el Acto de Los Derechos Civiles de 1875.

Las mujeres de EU pudieron empezar a votar sólo a partir de 1920; aproximadamente 144 años desde el establecimiento de EU, o casi dos veces el tiempo que Arabia Saudita ha existido.

Estos ejemplos de ninguna manera pretenden hacer menos a EU, pero sí acentuar que no se puede esperar que un país cambie de la noche a la mañana. El Cambio es un ajuste gradual hacia un resultado diferente, que debe iniciar y florecer producto de los habitantes del país. No puede existir cambio si la gente no lo respalda. Para ser un país relativamente joven, Arabia Saudita esta madurando rápidamente, pero nuestra cultura es diferente de la cultura estadounidense, y toma tiempo para que una sociedad nómada y tribal como la nuestra se modernice. Cabe aclarar que no buscamos en la modernización el satisfacer estándares occidentales, sino el atacar nuestros problemas, corregir nuestras fallas, preservando nuestra fe islámica y la riqueza de nuestra cultura e historia.

A continuación, me gustaría reiterar algunos puntos que el Príncipe Turki Al Faisal, el embajador de Arabia Saudita en Estados Unidos, mencionó recientemente en un discurso en Harvard y MIT en Febrero: La primera escuela pública en Estados Unidos, La Escuela Latina de Boston fue establecida en 1635. La primera universidad, la Universidad de Harvard, fue establecida en 1636 – hace más de 300 años. En contraste, hace apenas 60 años Arabia Saudita tenía menos de 10 escuelas. Hace cuarenta años teníamos una universidad, hoy tenemos 11 universidades y más de 25,000 escuelas, en las cuales los sauditas reciben educación gratuita, así como libros y servicios médicos gratuitos.

Adicionalmente a mejorar el sistema educativo localmente, el gobierno de Arabia Saudita está invirtiendo en educación en el extranjero. El gobierno gastó aproximadamente 26% del presupuesto de este año (87.3 billones de riales, aproximadamente $23.8 billones de dólares) en educación y capacitación en el extranjero. El ministerio de educación superior otorgó 10,000 becas para que estudiantes sauditas estudiaran en el extranjero, la mitad de ellos en EU. Alrededor de 28% de estas becas se otorgaron a mujeres sauditas. Así es, estamos viniendo a Estado Unidos, para aprender de ustedes y con ustedes.

Otro tema que el embajador mencionó, la guerra contra el terrorismo, impactó fuertemente al ciudadano promedio de Arabia Saudita. Los bloqueos en las avenidas, puntos de revisión, barricadas, y cable alambrado arruinan las vías y espacios públicos. Hay torres con metralletas y tanques posicionados en las instituciones de gobierno, en grandes corporaciones, y en áreas de mucho tráfico, y nuestro Reino está en constante estado de alerta. El terrorismo nos ha afectado mucho más de lo que el estadounidense común pudiera pensar: no puedo conducir por una vía principar o ir a un centro comercial grande sin ser detenido al menos una vez, y forzado a abrir mi cajuela y cofre para que mi coche sea revisado antes de proceder. Todos los edificios de gobierno y desarrollos residenciales para extranjeros están cubiertos con alambre con navajas, Hummers y tanques con metralletas son parte común del paisaje.

Más de 25 ataques terroristas han ocurrido en los últimos tres años, incluyendo explosiones, asesinatos, y secuestros, causando la muerte de más de 140 seres humanos inocentes e hiriendo a más de 500 personas inocentes. Más de 90 oficiales seguridad sauditas han perdido la vida en el proceso de aprehender a los responsables de dichos actos de violencia.

Aun considerando estos eventos recientes, Arabia Saudita permanece más seguro y estable cuando se compara con las calles de Nueva York y Filadelfia.

Adicional a los sacrificios cotidianos que enfrentamos, algo más profundo, nuestra imagen e identidad nacional, ha sido empañando a los ojos del mundo. Esto es resultado de las acciones de unos cuantos individuos trastornados. Terrorismo y extremismo existen en todas las religiones, culturas, y civilizaciones. Nadie es inmune, y por tanto debemos tener en mente este hecho.

El embajador también hablo sobre varios mitos sobre los ciudadanos sauditas – cómo vivimos y quiénes somos – que se han difundido en los últimos años; por ejemplo, que creemos en una vertiente extremista del Islam llamada Wahhabismo. Desafortunadamente, el occidente no comprende el Wahhabismo correctamente. El término se refiere a las ideas reformadoras de un escolástico árabe del siglo 18, Mohammed Ibn Abdulwahab. El no abogaba por matar inocentes, o por condonar actos suicidas (referirse a www.thewahhabimyth.com para más detalles). Individuos como Osama Bin Laden pueden haber tenido orígenes y conocimiento Wahhabis, pero sus creencias se pervirtieron, justo como David Koresh o Jim Jones usaron el cristianismo para justificar sus actos de violencia. Podrán preguntar: ¿son los sauditas gente conservadora? Sí. ¿Son gente tradicional? Sí. ¿Somos extremistas? Definitivamente NO.

Otro mito es que el gobierno saudí financia el terrorismo. De acuerdo al reporte de la comisión de 9/11 cito: “no hemos encontrado evidencia de que el gobierno saudí o altos funcionarios sauditas fondearon AlQaeda. *” Estos mitos sólo causan malentendidos, promueven estereotipos, y generan división entre la gente (* fuente: http://www.arabnews.com/9-11/?article=14&d&m&y)

Venimos de una larga historia de guerra tribal que nos separó por muchos años. El desarrollo que hemos vivo los últimos 70 es como comprimir los 270 años de desarrollo de EU en tanto solo 70 años. Nuestra gente es libre de viajar a donde sea. Nuestra prensa es cada vez más libre y crítica de nuestra sociedad. En adición, por decreto real el siguiente plan de reforma ha sido propuesto:

1. Clarificación de nuestra definición de nuestra práctica islámica

2. Ampliación de la participación política, elecciones para consejo municipal, regional, y el consejo Shoura (nuestra asamblea/congreso nacional)

3. Dar a las mujeres de Arabia Saudita equidad en el papel que juegan en el desarrollo del país. Le tomó a EU 200 años lograr sufragio universal.

4. Reformar nuestro sistema de educación (libros de texto han sido revisados, y los colegios y universidades han ampliado su capacitación y entrenamiento) y mejorar el sistema para beneficiar estudiantes de cualquier nivel.

5. Mejorar el bienestar económico; un ejemplo reciente sería el hecho de que las inversiones en el la bolsa de valores de Arabia Saudita han derivado mayores retornos que inversiones similares fuera del reino.

6. Agilizar y hacer más eficiente el gobierno para que pueda implementar esta reforma. Por ejemplo: algunos ministerios fueron fusionados o eliminados en 2003.

En respuesta a artículos y cartas al editor que fueron publicados en The Free Press en meses recientes, quisiera clarificar los siguientes puntos:

Arabia Saudita ha donado millones de dólares en apoyo a países musulmanes como Pakistán, Sudán, Palestina, Líbano, e Indonesia. En numerosas ocasiones en la historia, Arabia Saudita le ha dado la nacionalidad saudí a cientos de refugiados palestinos que se refugiaron en el reino.

Arabia Saudita se democratiza cada vez más, con las recientes elecciones de consejo en todas las municipalidades del reino, en adición a las elecciones de Cámara de Comercio en ciudades principales. El “Majlis AlShoura”, que funge como el parlamento de Arabia Saudita, ha empezado a moverse hacia un esquema total de elección democrática, para elegir a sus miembros. Todas las reformas políticas y económicas que van a ocurrir en Arabia Saudita tienen que generarse en el reino, tomando en cuenta la religión, cultura, historia, tradición, y aspiraciones de nuestra gente. Es por eso que nos movemos hacia un estado más democrático, pero a NUESTRO ritmo, no al ritmo que el mundo piensa que es el correcto para nosotros.

El desempleo en Arabia Saudita se estima alrededor de 20% y está reduciéndose considerablemente. El ministro de trabajo ha sido muy firme los últimos dos años en encontrar empleos para sauditas desempleados así como en crear oficinas y programas de empleo en todas las ciudades.

La NASA y el Centro Espacial Americano en California ofrecieron empleo a la científica saudí Hayat Sindi, la primera mujer árabe en ganar una beca de la Universidad de Cambridge en Inglaterra para estudiar un programa doctoral en biotecnología. Ella diseñó un aparato censor con implicaciones importantes en los campos médicos y espaciales.

Adicionalmente, en promedio más mujeres que hombres se gradúan de las universidades en Arabia Saudita (aproximadamente 51% mujeres). El Colegio Effat, un colegio de mujeres en Jeddah, recientemente colaboró con la Universidad de Duke para crear un programa de ingeniería en Jeddah.

Resulta claro que las mujeres juegan un rol importante en los distintos campos sociales en Arabia Saudita.

Nuestro logro más importante es: 90% de analfabetismo en 1950, a 82% de alfabetismo hoy tanto en hombres como en mujeres. Durante 50 años, el incremento en la tasa de alfabetismo nos ha permitido desarrollar las aspiraciones económicas, políticas, y sociales que nos permiten contribuir más al mundo. Así es como las cosas funcionan en el Reino. Lo que la gente quiere, sucede, pero como mencioné antes toma tiempo para que mentalidades e idiosincrasias acepten el cambio.

En cuanto a seguridad y estabilidad, antes de 9/11 y de los ataques terroristas que le siguieron, la gente podía dejar la llave de su coche en el carro y entrar a una tienda sin preocuparse por robos. Un maestro estadounidense que teníamos estaba sorprendido de que cuando jugábamos futbol podíamos dejar celulares, relojes, y carteras en la banca sin preocuparnos o considerar la remota posibilidad de que alguien los tomara.

El Periodismo saudí sigue estando bajo alto escrutinio, pero en los años recientes han habido numerosos escritores con tendencias liberales que han expresado sus puntos de vista impopulares generando escándalo y molestia en la comunidad. Sin embargo, también se ha generado debate y discusiones positivas, y los escritores están escribiendo más libremente en sus columnas. Un vistazo a la columna de opinión de Arab News (disponible en http://www.arabnews.com/) nos puede proveer buenos ejemplos.

Si árabes y musulmanes (sauditas incluidos) tienen tendencias o emociones anti-semíticas, el principal culpable sería el seguimiento y retrato del conflicto Palestino-Israelí por parte de los medios internacionales. ¿Si cada vez que prendieras la televisión vieras como tu hermano/hermana en la fe es asesinado, cómo te sentirías acerca de aquel que lo hizo? Una buena comparación sería el conflicto del 9/11 y la reacción de los ciudadanos de Nueva York hacia cualquier cosa cercana a musulmán o árabe.

Arabia Saudita acepta todas las religiones e ideologías para cualquiera viviendo en el país; la única cosa penada y prevenida es predicar públicamente otras religiones y creencias, distintos al Islam. Como el centro de la creencia Islámica en el mundo musulmán, sería inapropiado permitir a otras religiones predicar porque entonces eso significaría que la gente y el gobierno aceptan las creencias de otras religiones, o que están ayudando a predicar y divulgar ideologías en conflicto con las creencias islámicas.

Como sauditas, creemos que el Islam es el único verdadero camino y religión, la gente puede practicar cualquier creencia o religión que deseen, sin embargo Arabia Saudita no acepta el predicar otras religiones a sus ciudadanos. Adicionalmente, nuestra población es 100% musulmana (rasgo también único en el mundo), así es que cualquier persona en conflicto con esta regla son únicamente trabajadores extranjeros en nuestro país (que cabe reconocer no son nuestra prioridad principal, nuestra gente es nuestra prioridad principal). Sin embargo en EU, o Gran Bretaña los ciudadanos de esos países pertenecen a distintas religiones, por lo que tienen el derecho de libertad de religión. Esa es la razón por la que no existen iglesias, sinagogas, o templos budistas en Arabia Saudita.

Las mujeres sauditas usan abaya, de acuerdo al decreto islámico que dicta promover la humildad y modestia tanto a hombres como a mujeres. Sin embargo, es enfatizado en las mujeres pues son más capaces de generar deseo. La mujeres en el Islam no son objetos meramente sexuales, sino individuos fuertes y brillantes que han tenido una influencia tremenda en el mundo árabe es Islámico desde el tiempo de Profeta Mohammed (la paz sea con él).

Por otro lado, existe alcohol en Arabia Saudita, pero su posesión por parte de los ciudadanos es una ofensa seria y castigada. Personalmente he visitado algunos compounds (residencias cerradas de extranjeros) en Arabia Saudita, y sólo a los expatriados se les permite comprar montos limitados de alcohol mediante sus respectivas embajadas. El consumo no se extiende a lo largo de la población, especialmente de los locales. El alcohol no se encuentra tan disponible al público como se menciona en un artículo reciente del Free Press, sin embargo, no es imposible conseguirlo si uno lo busca y está dispuesto a pagar por él. De cierto modo, pero en un menor grado, la disponibilidad y regulación del alcohol en Arabia Saudita es comparable al de la mariguana en Estados Unidos, que se consigue fácilmente en los campus universitarios aun cuando la policía y gobierno tratan de atacar este problema.

Espero haber ayudado a proveer una visión más clara y objetiva sobre mi país y mi religión. Si se requiere clarificar algún punto o existen algunas dudas, por favor háganmelo notar pues puede existir algún error o malentendido en mi mensaje. Venimos a la universidad a aprender e interactuar con gente de distintas culturas y creencias, y por lo regular aprendemos más de nuestros colegas que de de cualquier libro, sitio de internet, o pantalla de televisión.

Yamen con el ganador del Premio Nobel de la Paz Mohammed Yunus