Una semana en Jordania estudiando árabe (parte 1 de 2): mi estadía en Ammán

Un poco sobre Jordania y la situación actual

A finales de noviembre 2014 visité Jordania por una semana. Jordania es uno de los países que más turismo atrae en el mundo árabe. En 2010, más de 8 millones de turistas visitaron Jordania, generando 3.5 billones de dólares de ingresos para el país. Teniendo de vecinos a Arabia Saudita, Egipto, Palestina, Israel, Siria e Irak, es sorprendente que Jordania sea un oasis de estabilidad política, en una región que se caracteriza por presentar conflictos geo-políticos constantemente.

puesta del sol y vista del atardecer en el mar muerto en Jordania
Jordania es pequeño pero tremendamente hermoso y mágico: vista del atardecer en el Mar Muerto, noviembre 2014
Bien, este no es un blog de política así es que no ahondaré en el tema, pero sí es sorprendente la relativa calma que se vive y respira en Jordania. Su estabilidad política ha impulsado el desarrollo de Jordania y es un foco que atrae inversión externa. Muchas compañías que operan en el Levante (Jordania, Palestina, Líbano y Siria, también conocido como Sham) deciden establecer sus oficinas regionales en Ammán, la capital de Jordania. La población de Jordania es trabajadora y educada y es una buena fuente de mano de obra calificada y con buena ética profesional.
A su vez, y al fungir como un “bufer” (colchón) entre los países en conflicto constante, Jordania ha atraído inmigración durante muchas décadas. El último censo indica que la población de Jordania alcanza los 8.5 millones de habitantes. Se estima que la mitad de éstos son de origen palestino, 1.2 millones refugiados sirios, alrededor de 100,000 refugiados iraquíes, y algunos cientos de miles de trabajadores egipcios y del sureste asiático (provenientes de Indonesia, Malasia, etc.). 
más de un millón de refugiados sirios han llegado a Jordania desde el inicio de la guerra
Familia de refugiados sirios en camino al campo de refugiados en Jordania. Fotografía de Raad Adayleh, AP
Decidí viajar a Jordania pues tenía deseos de practicar mi árabe, y estudiar más. Empecé a considerar hacer este viaje a inicios del verano pasado (junio 2014), mientras estudiaba árabe en Toronto. Además de estudiar árabe en un país árabe, tenía deseos de visitar un país al que nunca hubiera viajado con anterioridad. Con esto, reducía la lista a: Mauritania, Tunisia, Algeria, Libia, Yemen, Qatar, Omán, y Jordania. En el Norte de África se habla una variante del árabe muy peculiar, y Qatar y Omán son países a los que resulta complicado ir por cuestiones de visa (para mí como mexicano). Mi lista pues, se redujo a Jordania y Yemen, y después de checar los vuelos de avión, era más sencillo y barato ir a Jordania.

Mis estudios de árabe: Ahlan Institute

Encontré un instituto muy bueno, Ahlan Institute, con presencia en Egipto, Jordania, Marruecos, e Italia. Tomé 3 horas de clases diarias, con maestros cuyo lenguaje natal es el árabe (en su mayoría eran jordanos). En el instituto había muchos estudiantes en su mayoría jóvenes de universidades europeas, que estaban en Amán por varios meses para estudiar árabe. En muchos casos, estaban estudiando estudios del Medio Oriente, por lo cual el idioma árabe era parte de su currículum. 
clases de árabe en Ahlan Institute en Aman Jordania con el profesor Elías
En mis clases de árabe: haciendo famoso al Rey de la Bachata en el Medio Oriente!

El Hostal: Jordan Tower Hotel… el mejor desayuno de hostal!

Durante mi estancia en Amán me hospedé en el Jordan Tower Hotel (http://www.jordantoweramman.com), un hostal en el centro de Amán muy recomendable por ser limpio y seguro. Su staff es extremadamente amigable y el desayuno es el mejor desayuno de hostal (en incluso comparándolo con un hotel) que he comido en cualquier hostal en el que me haya hospedado en Asia, Medio Oriente, o Europa. Aquí una foto del desayuno.
desayuno arabe en el hostal Jordan Tower Hotel en Jordania
Desayuno árabe… extraordinario! 
Jordan Tower Hotel un excelente hostal en el centro de Amán
Con mi amigo el recepcionista de Jordan Tower Hotel

Durante la semana estuve 100% enfocado en mis clases de árabe, pues ese era realmente el objetivo principal de mi viaje. Fue poco tiempo para establecer relaciones de amistad, sin embargo conocí a una chica de Oklahoma con la cual hice click, como decimos los mexicanos: me cayó muy bien, era muy buena onda. Su nombre es Courtney, y ella llevaba ya varias semanas estudiando árabe, y había alcanzado un muy buen nivel. Fuimos a fumar shisha juntos el último día de clases, en mi café favorito en Amán, que se llama Jafra. Café Jafra es muy antiguo y tradicional y tocan música de Feiruz, una cantante libanesa clásica muy famosa en todo el mundo árabe (los árabes escuchan a Feiruz por las mañanas, es una tradición). Osman, el recepcionista de Jordan Tower Hotel me recomendó el Café Jafrá “original” que está ubicado en el centro de Amán, a 10 minutos caminando del hostal. Jafra tiene otra sucursal en Weibdeh, el barrio bohemio donde está el Instituto Ahlan, donde estudié árabe. Esa es la sucursal a la que fui a fumar shisha con Courney en mi último día de clases.

Y por supuesto… la comida!!!

comida iraquí en jordania en el restaurante zad el kheir borrego y arroz
Un auténtico festín en Zad El Khair
Aunque estuve enfocado en las clases de árabe, traté de comer en lugares diferentes pues como saben disfruto mucho la comida del Medio Oriente. Mención honorífica merecen:
– Zad-el-Kheir: el mejor restaurante iraquí en Ammán. Vale la pena ir con más personas, pues las raciones son grandes, demasiado para una persona. Pedí una rodilla de borrego con arroz, suficiente para alimentar a una pequeña aldea
– Mataam Hashem (Restaurante Hashem): muy cerca del café Jafra, en el centro de Amán. Tienen el mejor humus en todo Jordania. Nunca había probado el humus con una especie de salsa verde que tenía encima. Te lo sirven con el tradicional pan árabe, un plato de menta, jitomate y cebolla, y te traen té con menta incluído el precio
Mataam Hasehm es una institución – el mejor humus en Jordania
Otros dos lugares sobresalientes fueron:
este restaurante al quds está en la calle rainbow en amán jordania
Fresh falafel at Al Quds
– Al-Quds: considerado el mejor falafel en el Medio Oriente. Ubicado en la calle Rainbow (Rainbow Street), a la altura del British Council
– Shawerma Reem: las mejores shawermas de Amán, ubicadas en el “second circle” (nota: hay varias rotondas en todo Amán y están numeradas. Es fácil encontrar este lugar pues está justo en la segunda rotonda. Preguntar por “second circle reem shawerma” y todo el mundo te podrá ubicar).
la mejor shawerma de jordania en amán en el second circle Reem Shawerma
Y no podía faltar… la mejor shawerma de Amán! Reem Shawerma: se hace tráfico para comprar aquí

Bien, esta es una breve reseña de lo que fue mi semana de estudios en Jordania. En el siguiente blog post hablaré de los lugares que visité durante el fin de semana, antes de regresar al trabajo a Phoenix, Arizona.

Durante el fin de semana visité el Mar Muerto, Jerash, Umm Qais, y el Castillo Al Joun. No me dio tiempo de visitar en este viaje Petra, o Wadi Rum (el desierto).
Espero les haya gustado este post, y que se animen a visitar Jordania pronto. La gente es de lo más dulce y amigable, y aunque la capital es un poquito caótica como cualquier ciudad grande, el país esconde muchas sorpresas una vez que se aventuran a las afueras de Ammán. Más sobre eso en el próximo post.

Les dejo aquí una foto de Jerash, Jordania, que publiqué en mi Instagram durante el viaje. Ojalá les sirva de motivación para leer mi siguiente post.

Masalama!

Sheikh Victor

ps. ¿Te gustó el contenido de este artículo? Por favor compártelo en redes sociales usando los botones de Google, Facebook, o Twitter. Así, otros podrán tener acceso. Deja tus comentarios o preguntas en la sección de comentarios. Gracias!