Prohibiciones y pasatiempos en Riyadh

Hola amigos, familia y lectores. Les escribo nuevamente desde el viejo oeste, o mejor dicho: Riyadh, Arabia Saudita.

Volví a Riyadh hace unos días, después de pasar unas vacaciones muy agradables en Roma y Barcelona con mi novia Hayat. Me fui de vacaciones pues terminó el Ramadán (el mes de ayuno en el mundo musulmán), y al terminar Ramadán inician unos días de fiesta religiosa llamados Eid Al Fitr, que literalmente significa algo así como la fiesta de romper el ayuno. Son 4 o 5 días en los que los musulmanes visitan a sus familias y amigos, y hacen obras de caridad. En la compañía donde trabajo nos dieron la semana de vacaciones, por lo que me tomé la semana completa y 3 días más para irme de vacaciones. En Barcelona fuimos a la boda de una compañera de la maestría, y en Roma visitamos a una amiga de Hayat.

Hoy les contaré un poco sobre las restricciones que existen en Arabia Saudita, en cuanto a las libertades individuales, pues me he dado cuenta que este es uno de los temas sobre los cuales la gente común y corriente está menos informada. Es como hablar de las diferentes multas que existen en Singapur (hay inclusive playeras a la venta que dicen “Singapur, a fine city”, usando el juego de palabras de fine=bueno, pero también fine=multa). Nombraré sólo algunas de las restricciones, para darles una idea.

Prohibiciones y leyes de Arabia Saudita.

– No se vende alcohol en Arabia Saudita. Es un crimen vender alcohol en Arabia Saudita. No existe un solo comercio legítimo que venda alcohol, sin importar si el cliente es extranjero, o musulmán o no. El único alcohol que existe es el alcohol hecho en casa (cerveza, vino), o botellas de contrabando, que alcanzan precios tan altos como los de las drogas en países occidentales (una botella de vodka de marca cuesta el equivalente a 300 dólares en el mercado negro, además de ser un crimen).
– Está prohibido el juego (apostar). El Corán establece que apostar es un pecado grave, y como tal no se permite el juego aquí. Inclusive está prohibido traer fichas de póker de contrabando. Los websites de apuestas están bloqueados por un firewall del gobierno de Arabia (inclusive aquellos donde no se apuesta dinero real, sino fichas virtuales).
– Segregación de géneros (o sexos). En Arabia Saudita está prohibido que se reúnan en espacios públicos mujeres y hombres que no están relacionados como familia (padres e hijos, esposo y esposa, hermanos, etc.). Esta es una de las restricciones que más impacta a los extranjeros que vienen de países occidentales y que están acostumbrados a poder ver a sus amigos y amigas en bares, cafeterías, parques, etcétera. La consecuencia de esta restricción es que para todos los comercios, existen separaciones entre hombres y mujeres; por ejemplo, los restaurantes cuentan con la sección de hombres solos (a la que yo siempre entro con mis compañeros de trabajo o amigos hombres), y la sección de mujeres y familias (donde un grupo de mujeres entraría, o donde un señor con su esposa irían a comer). En cada sucursal bancaria existe una parte que es sólo para mujeres, y cuenta con una entrada separada que da hacia la calle. Los hospitales la misma historia. Las escuelas también. En fin, cualquier comercio que uno se pueda imaginar. Los centros comerciales cuentan con días que son “sólo para familias”, en los cuales es prácticamente imposible entrar al centro comercial si uno va solo, o con un amigo hombre.
– Las mujeres no pueden manejar. Está prohibido que una mujer maneje en Arabia Saudita. Todas las mujeres tienen que tomar taxis, o tener un chofer privado, o esperar a que sus familiares hombres las lleven a sus actividades.
– Las mujeres deben usar “abaya”. Todas las mujeres en Arabia Saudita, al llegar a la pubertad, deben vestir con una túnica negra que les cubre todo el cuerpo desde el cuello, hasta los pies, y deben cubrir su cabello. El velo que les cubre la cara es opcional.
– No existe libertad religiosa, la única religión permitida es el Islam. En Arabia Saudita no existe libertad de credo. Los habitantes del país que profesan otra religión no tienen permitido hacerlo en este país. En el aeropuerto se confiscan biblias, o crucifijos, o cualquier artículo religioso de otra religión. Inclusive dentro del Islam existe un poco de discriminación hacia la variante Shia, pues en Arabia Saudita la secta del Islam aceptada es la Suni. No existe ningún templo en el país de otra religión que no sea del Islam (o sea, mezquitas son los únicos templos en el país).
– Todos los comercios deben cerrar sus puertas durante las horas de rezo. Los musulmanes tienen 5 llamadas a rezar cada día, y cada tiempo de rezo dura un tiempo aproximado entre 30 minutos y 45 minutos. Durante estos periodos, todos los comercios del país deben cerrar sus puertas. Las llamadas al rezo son (dependiendo de la posición del sol, pero aproximadamente): 5am, medio día, 3.30pm, 6.00pm, 8.30pm. Los comercios se ven afectados por todos excepto por el de las 5am.
– Los musulmanes están obligados a ir a rezar. Si un musulmán es sorprendido en un espacio público a la hora del rezo, la policía religiosa le pide que vaya a rezar.
– Los hombres deben vestir conservadoramente. No es aceptado (o bien visto) que los hombres vistan shorts, o playeras sin mangas en espacios públicos, especialmente en Riyadh, la capital de Arabia (las costas como Jeddah y Khobar son otra historia).
– Está prohibida la pornografía. Tanto en televisión, como revistas, websites (bloqueados por el susodicho firewall), o cualquier artículo pornográfico, incluyendo juguetes sexuales.
– No existe libertad de expresión. Está prohibido criticar a la familia real en los medios informativos. Sitios de Internet que contienen críticas al gobierno, a la familia real, o al Islam están bloqueados también. No se permite manifestarse en las calles (delito grave).
– No existen cines en Arabia Saudita. Están prohibidos, aunque quizá sea posible encontrar cines privados en los compounds.
– Creo que no hace falta aclarar que no existen bares o discotecas, o cualquier concepto que se asemeje a un club nocturno.

Una cosa importante, es que entiendan amigos que estas reglas aplican para TODAS LAS PERSONAS EN EL REINO DE ARABIA SAUDITA. Muchas veces la gente me pregunta, o creen que las reglas no aplican para extranjeros! En este país no existe distinción alguna, toda la gente visitando o viviendo en este país tiene que acatar las reglas. Existe un cuerpo policiaco llamado la policía religiosa (policía para la promoción de la virtud y castigo del vicio), que se encarga de que todas estas reglas sean observadas. Las penas por desacatar estas reglas pueden ir desde una simple llamada de atención, hasta ir a la cárcel y recibir castigo corporal.

Bien, pues ya les he contado un poco sobre las restricciones en la vida cotidiana en este Reino tan interesante. Ahora quizá les debería contar un poco sobre qué pueden hacer los jóvenes en Arabia Saudita (digamos, los pasatiempos en Riyadh).

Pasatiempos y actividades para los jóvenes en Arabia Saudita

Como una breve introducción y aclaración, debo aclarar que escribo con un énfasis en la vida en Riyadh. Gente que vive en las costas (Jeddah, o la costa este i.e. Dammam) no estarían de acuerdo con mi listado si generalizo a todo El Reino, pues la vida en las costas presenta muchas actividades adicionales, además de mucha apertura en la forma de pensar de la gente, lo que hace la vida más llevadera y divertida en esas ciudades.

Ir al desierto. Cuando el clima mejora (a partir de octubre), la gente en Riyadh disfruta ir al desierto. Cuando empieza el invierno, muchas familias inclusive montan carpas de invierno en el desierto, donde van a pasar temporadas desde fines de semana, hasta semanas enteras. En el desierto las actividades son diversas: andar en moto o en jeep 4×4 en las dunas es algo de lo que se acostumbra. También fumar shisha, o simplemente reunirse para platicar, ver televisión (sí, llevan televisiones al desierto!), hacer “picnics” con comida tradicional, etcétera. A mí no me ha tocado vivirlo, pero todos mis amigos juran que es la parte más divertida del año. Lo único que me ha tocado, y esto fue el año pasado en el verano, fue ir a ver una puesta del sol en el desierto y debo admitir que fue una experiencia muy interesante e inolvidable.

Ir a fumar shisha. La shisha es la pipa árabe que se fuma en muchos países árabes/islámicos: desde Marruecos y Tunes, hasta Pakistán y Afganistán. Sin embargo, como muchas otras actividades, la shisha está prohibida en la ciudad de Riyadh, por lo que hay que manejar unos 20 kilómetros a las afueras de Riyadh para encontrar los cafés donde se vende shisha. Son lugares muy agradables, con muchas salas en el piso (alfombras con cojines) donde uno va con sus amigos (por supuesto, sólo hombres) y fuma shisha, toma café o té, y ve la televisión. Casi todos estos lugares son a la intemperie, pero están acondicionados con aspersores que echan agua de vez en cuando y refrescan el ambiente. Yo fui a fumar shisha hoy con mi jefe! Además, es muy barato: pagamos el equivalente a 5 dólares por una pipa, dos tes, y dos botellas de agua, mientras que en Dubai pagaríamos unos 30 dólares, y en México el equivalente a 15 quizá.

Ir a un partido de futbol. Hay un estadio impresionante en Riyadh, famoso en México pues ahí se jugó alguna copa confederaciones hace tiempo ya: el estadio Rey Fahad (pronunciado Rey Fajad). El futbol es el deporte favorito en Arabia, y la gente es muy apasionada. El club más famoso es el Hilal, que despierta muchas pasiones y enfrentamientos entre los saudís. Nunca he ido a un partido, pero parece que sería una actividad interesante y divertida, me aseguraré de ir a un juego pronto. El estadio se encuentra a las afueras de Riyadh, al noreste de la ciudad en la carretera que lleva a Damám.

Ir al mercado de camellos. De acuerdo, puede sonar un poco extravagante y poco convencional, pero a mi en lo personal me gusta ir a este mercado. Es el mercado de camellos más grande del medio oriente, y uno puede ver miles y miles de especímenes de una joroba, de tres colores: blancos, negros, o color café (como la avena). Son animales hermosos, y pueden llegar a ser muy caros (los records alcanzan millones de dólares por camello). Este mercado está camino a Damam, apenas pasando el estadio Rey Fahad (a 5 minutos). Lo recomiendo ampliamente – llevé a mis hermanos ahí cuando me vinieron a visitar y pasamos un rato muy agradable.

Standup comedy shows. Bueno, esto sonará un poco extraño, pero recientemente se han organizado shows de comediantes en Riyadh, en un lugar llamado Reem Racetrack (autódromo Reem), que está como a 35 minutos de Riyadh en el camino a Meca (en medio del desierto). Reem racetrack es un autódromo que cuenta con varios espacios abiertos para “eventos”, de vez en cuando viene un comediante famoso a Riyadh y se organizan los shows en jueves. Este jueves que entra va a haber uno, pero no estaré aquí. El primer jueves que estuve en Arabia este año (abril), mis amigos me invitaron a ver a Maz Jobrani, comediante americano-iraní muy chistoso. Es uno de los pocos eventos donde uno ve hombres y mujeres jóvenes conviviendo sin barreras ni separaciones. Eso sí, las mujeres siempre usando su abaya, pero ahí no se cubren el cabello.

Comer, comer, y comer! Esta es una actividad principal en Riyadh: existen muchos restaurantes, para todos los paladares y presupuestos, y de buena calidad. Yo creo que en mis meses aquí he ido al menos a unos 20 o 25 diferentes, y no dejan de abrir nuevos locales. Hay comida de todo el mundo, pero particularmente del medio oriente y asiática (libanesa, egipcia, saudi, pakistaní, india, filipina, china, etcétera). Así mismo, hay varios cafés en el área de Olaya, en lo particular en la calle Tahlya, muy agradables.

Ir a centros comerciales. Si uno es lo suficientemente afortunado para entrar a un centro comercial en miércoles por la noche, esta puede considerarse una actividad de entretenimiento, pues es agradable simplemente ver a la gente pasando un buen rato. Hay muy buenos centros comerciales en Riyadh, así es que los adictos a las compras deben tener cuidado con sus tarjetas de crédito.

Finalmente, debo aclarar que en los “compounds” (los lugares donde viven los extranjeros en comunidades cerradas, leer mis artículos anteriores para saber más sobre esto) existen todo tipo de actividades de entretenimiento como uno las encontraría en el mundo occidental. Hay clases de salsa, de yoga, cines, inclusive cosas que se asemejan a clubes nocturnos, pues hay salones subterráneos con equipo de sonido, música, y típicamente algo de alcohol donde se organiza algo así como noches disco los jueves en la noche. En los compounds hay albercas así es que uno puede nadar, asolearse, y pasar un buen rato junto al agua. También se organizar barbecues, fiestas, etcétera. Digamos que todo lo prohibido en Riyadh, se encuentra sin problema y exceso en los compounds!

Bien, pues espero que sean de utilidad estas dos listas: las cosas que se pueden hacer y las cosas que no se pueden hacer en Riyadh. Si algún lector vive en Arabia, y quiere completar la lista, por favor pónganlo en el comentario y después lo incluyo en el artículo principal.

Le agradezco a las personas que se han hecho seguidoras de este blog, es para mi un honor tenerlos de seguidores y espero les resulte interesante. Cuando puedan comenten de donde son y qué tipo de cosas les gustaría saber sobre este país.

Les dejo un saludo cordial a todos. Prometo aprender un poco más de árabe para poder escribir algunas palabras intercaladas en el texto y que ustedes también aprendan. Por lo pronto, lo único que les digo es: ma’salama!

Sheikh Victor

ps. ¿Te gustó el contenido de este artículo? Por favor compártelo en redes sociales usando los botones de Google, Facebook, o Twitter. Así, otros podrán tener acceso. Deja tus comentarios o preguntas en la sección de comentarios. Gracias!

ps2. Pronto actualizaré esta lista de pasatiempos y restricciones en Arabia Saudita, para poder mantenerlos al día con las últimas actualizaciones de ¿cómo es vivir en Arabia Saudita?

Una semana en Jordania estudiando árabe (parte 1 de 2): mi estadía en Ammán

Un poco sobre Jordania y la situación actual

A finales de noviembre 2014 visité Jordania por una semana. Jordania es uno de los países que más turismo atrae en el mundo árabe. En 2010, más de 8 millones de turistas visitaron Jordania, generando 3.5 billones de dólares de ingresos para el país. Teniendo de vecinos a Arabia Saudita, Egipto, Palestina, Israel, Siria e Irak, es sorprendente que Jordania sea un oasis de estabilidad política, en una región que se caracteriza por presentar conflictos geo-políticos constantemente.

puesta del sol y vista del atardecer en el mar muerto en Jordania
Jordania es pequeño pero tremendamente hermoso y mágico: vista del atardecer en el Mar Muerto, noviembre 2014
Bien, este no es un blog de política así es que no ahondaré en el tema, pero sí es sorprendente la relativa calma que se vive y respira en Jordania. Su estabilidad política ha impulsado el desarrollo de Jordania y es un foco que atrae inversión externa. Muchas compañías que operan en el Levante (Jordania, Palestina, Líbano y Siria, también conocido como Sham) deciden establecer sus oficinas regionales en Ammán, la capital de Jordania. La población de Jordania es trabajadora y educada y es una buena fuente de mano de obra calificada y con buena ética profesional.
A su vez, y al fungir como un “bufer” (colchón) entre los países en conflicto constante, Jordania ha atraído inmigración durante muchas décadas. El último censo indica que la población de Jordania alcanza los 8.5 millones de habitantes. Se estima que la mitad de éstos son de origen palestino, 1.2 millones refugiados sirios, alrededor de 100,000 refugiados iraquíes, y algunos cientos de miles de trabajadores egipcios y del sureste asiático (provenientes de Indonesia, Malasia, etc.). 
más de un millón de refugiados sirios han llegado a Jordania desde el inicio de la guerra
Familia de refugiados sirios en camino al campo de refugiados en Jordania. Fotografía de Raad Adayleh, AP
Decidí viajar a Jordania pues tenía deseos de practicar mi árabe, y estudiar más. Empecé a considerar hacer este viaje a inicios del verano pasado (junio 2014), mientras estudiaba árabe en Toronto. Además de estudiar árabe en un país árabe, tenía deseos de visitar un país al que nunca hubiera viajado con anterioridad. Con esto, reducía la lista a: Mauritania, Tunisia, Algeria, Libia, Yemen, Qatar, Omán, y Jordania. En el Norte de África se habla una variante del árabe muy peculiar, y Qatar y Omán son países a los que resulta complicado ir por cuestiones de visa (para mí como mexicano). Mi lista pues, se redujo a Jordania y Yemen, y después de checar los vuelos de avión, era más sencillo y barato ir a Jordania.

Mis estudios de árabe: Ahlan Institute

Encontré un instituto muy bueno, Ahlan Institute, con presencia en Egipto, Jordania, Marruecos, e Italia. Tomé 3 horas de clases diarias, con maestros cuyo lenguaje natal es el árabe (en su mayoría eran jordanos). En el instituto había muchos estudiantes en su mayoría jóvenes de universidades europeas, que estaban en Amán por varios meses para estudiar árabe. En muchos casos, estaban estudiando estudios del Medio Oriente, por lo cual el idioma árabe era parte de su currículum. 
clases de árabe en Ahlan Institute en Aman Jordania con el profesor Elías
En mis clases de árabe: haciendo famoso al Rey de la Bachata en el Medio Oriente!

El Hostal: Jordan Tower Hotel… el mejor desayuno de hostal!

Durante mi estancia en Amán me hospedé en el Jordan Tower Hotel (http://www.jordantoweramman.com), un hostal en el centro de Amán muy recomendable por ser limpio y seguro. Su staff es extremadamente amigable y el desayuno es el mejor desayuno de hostal (en incluso comparándolo con un hotel) que he comido en cualquier hostal en el que me haya hospedado en Asia, Medio Oriente, o Europa. Aquí una foto del desayuno.
desayuno arabe en el hostal Jordan Tower Hotel en Jordania
Desayuno árabe… extraordinario! 
Jordan Tower Hotel un excelente hostal en el centro de Amán
Con mi amigo el recepcionista de Jordan Tower Hotel

Durante la semana estuve 100% enfocado en mis clases de árabe, pues ese era realmente el objetivo principal de mi viaje. Fue poco tiempo para establecer relaciones de amistad, sin embargo conocí a una chica de Oklahoma con la cual hice click, como decimos los mexicanos: me cayó muy bien, era muy buena onda. Su nombre es Courtney, y ella llevaba ya varias semanas estudiando árabe, y había alcanzado un muy buen nivel. Fuimos a fumar shisha juntos el último día de clases, en mi café favorito en Amán, que se llama Jafra. Café Jafra es muy antiguo y tradicional y tocan música de Feiruz, una cantante libanesa clásica muy famosa en todo el mundo árabe (los árabes escuchan a Feiruz por las mañanas, es una tradición). Osman, el recepcionista de Jordan Tower Hotel me recomendó el Café Jafrá “original” que está ubicado en el centro de Amán, a 10 minutos caminando del hostal. Jafra tiene otra sucursal en Weibdeh, el barrio bohemio donde está el Instituto Ahlan, donde estudié árabe. Esa es la sucursal a la que fui a fumar shisha con Courney en mi último día de clases.

Y por supuesto… la comida!!!

comida iraquí en jordania en el restaurante zad el kheir borrego y arroz
Un auténtico festín en Zad El Khair
Aunque estuve enfocado en las clases de árabe, traté de comer en lugares diferentes pues como saben disfruto mucho la comida del Medio Oriente. Mención honorífica merecen:
– Zad-el-Kheir: el mejor restaurante iraquí en Ammán. Vale la pena ir con más personas, pues las raciones son grandes, demasiado para una persona. Pedí una rodilla de borrego con arroz, suficiente para alimentar a una pequeña aldea
– Mataam Hashem (Restaurante Hashem): muy cerca del café Jafra, en el centro de Amán. Tienen el mejor humus en todo Jordania. Nunca había probado el humus con una especie de salsa verde que tenía encima. Te lo sirven con el tradicional pan árabe, un plato de menta, jitomate y cebolla, y te traen té con menta incluído el precio
Mataam Hasehm es una institución – el mejor humus en Jordania
Otros dos lugares sobresalientes fueron:
este restaurante al quds está en la calle rainbow en amán jordania
Fresh falafel at Al Quds
– Al-Quds: considerado el mejor falafel en el Medio Oriente. Ubicado en la calle Rainbow (Rainbow Street), a la altura del British Council
– Shawerma Reem: las mejores shawermas de Amán, ubicadas en el “second circle” (nota: hay varias rotondas en todo Amán y están numeradas. Es fácil encontrar este lugar pues está justo en la segunda rotonda. Preguntar por “second circle reem shawerma” y todo el mundo te podrá ubicar).
la mejor shawerma de jordania en amán en el second circle Reem Shawerma
Y no podía faltar… la mejor shawerma de Amán! Reem Shawerma: se hace tráfico para comprar aquí

Bien, esta es una breve reseña de lo que fue mi semana de estudios en Jordania. En el siguiente blog post hablaré de los lugares que visité durante el fin de semana, antes de regresar al trabajo a Phoenix, Arizona.

Durante el fin de semana visité el Mar Muerto, Jerash, Umm Qais, y el Castillo Al Joun. No me dio tiempo de visitar en este viaje Petra, o Wadi Rum (el desierto).
Espero les haya gustado este post, y que se animen a visitar Jordania pronto. La gente es de lo más dulce y amigable, y aunque la capital es un poquito caótica como cualquier ciudad grande, el país esconde muchas sorpresas una vez que se aventuran a las afueras de Ammán. Más sobre eso en el próximo post.

Les dejo aquí una foto de Jerash, Jordania, que publiqué en mi Instagram durante el viaje. Ojalá les sirva de motivación para leer mi siguiente post.

Masalama!

Sheikh Victor

ps. ¿Te gustó el contenido de este artículo? Por favor compártelo en redes sociales usando los botones de Google, Facebook, o Twitter. Así, otros podrán tener acceso. Deja tus comentarios o preguntas en la sección de comentarios. Gracias!